¿Navegas conmigo?

¿Navegas conmigo?
Todo lo que percibas en este Blogs,sera un secreto entre tu yo

viernes, 17 de enero de 2014

Atrevete...


 
Quisiera poder dibujarte en el aire mientras añoro recuerdos que nunca mas volverán, quisiera poder sentir de nuevo el aire fresco que brota del mar con su viento de levante, aunque gris era la tarde y desapacible el tiempo, el momento era inigualable, como una foto instantánea queda en mi retina, ese recuerdo imborrable e inimitable, he pretendido en muchas ocasiones volver a repetir ese mágico momento sin obtener la magia de aquella tarde y es cuando nos damos cuenta, de que el tiempo pasa y se va y con el esos momento que... aunque nos empeñemos en querer que se vuelvan a repetir, nada será igual, parecido, tal vez, pero la magia y el momento aparecen en un instante, ese que no buscamos, ese que no esperas, ese... que no puedes imaginar.
 
Quisiera pronunciar tu nombre, pero el frío hace que mis labios se desquebrajen, para no decir palabra alguna, por mas que trato de tragarme mi propia saliva para así poder humedecer mis labios y tratar de llamarte, no puedo, solo consigo el bloqueo de mi garganta y un nudo estremecedor, que apenas me deja opción alguna, solo la de recordarte, pensarte y sentirte.
 

 
No pienses que este camino lo inicie yo, este camino lo empezaste tu, yo solo te acompañé, me deje llevar y luego lo continué y no, no voy a dejar de recorrerlo, porque aun queda mucho por descubrir, aun queda muchos momentos en los que pensarte, aun me queda muchas pisadas que contar, necesito seguir sintiendo para no perder el hilo de tu voz susurrando y seguir el camino que tu me enseñaste.
 
A ti que estas ahora en este camino por casualidad, te invito a caminar conmigo, no dudes nunca y si lo haces, cuenta las estrellas si es de noche, o cuenta las huellas de todo aquel caminante que como tu, dudaron y empezaron a andar por un sendero desconocido pero con luz propia, con sentido, un día te sentirás cansado, pero siempre habrá un lugar nuevo donde poder respirar y descansar para continuar, otro día notaras con fuerza las ganas de salir corriendo y sentir el poder de la naturaleza que te llamara como un suspiro de aire renovado con una inyección de positividad que jamás habrás sentido y quien sabe, igual este camino te lleva a parte de la felicidad que esperas encontrar algún día.
 

Recuerda siempre que un camino recto sin bajadas ni subidas no te llevaran a ningún sitio, el camino habrá que recorrerlo con sus bajadas y subidas, con sus obstáculos y dificultades.
Imagina por un momento que te subes a una noria gigantesca, la cual te da pánico solo verla, pero decides subir, necesitas sentir que tu adrenalina emerge de tu cuerpo como un chorro de agua a presión, notas tu cuerpo ponerse a cien, pero necesitas mas, porque tanta vuelta en el mismo sentido llega a aburrirte y quieres mas, por fin ves algo distinto, peligroso pero decides que tienes que seguir sintiendo algo diferente y subes a una gran montaña rusa, bajas, subes, giras con fuerza, tu cabeza se pone boca abajo, tus sentidos se despiertan, sientes el vértigo, la adrenalina vuelve a emerger como si de un volcán que estaba dormido, vuelve a despertar, cuando tocas tierra firme, sentirás que tu cuerpo ha descargado todo aquello que guardaba dentro y algo veras diferente.
 
Un camino, si no lo inicias, nunca sabrás que pudiste sentir al recorrerlo, por eso súbete a la montaña rusa de la vida, disfruta de la altura de la noria que te ofrece el tiempo y sobre todo...
 
Empieza a caminar.
 
 
 

3 comentarios:

  1. Me gusta, bellas palabras ;) te sigo

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias Duky, bienvenida al camino a seguir, un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito David!
    Un abrazote y ...sigue caminando ;-)

    ResponderEliminar