¿Navegas conmigo?

¿Navegas conmigo?
Todo lo que percibas en este Blogs,sera un secreto entre tu yo

lunes, 21 de enero de 2013

Silencio



Silencio, las calles están desiertas apenas se oyen ruidos, es el silencio del vacío que nos llama a la prudencia, al respeto, a la calma, suaves ruidos de gotas de agua suenan en un espacio lleno de soledad natural, camina despacio y firme, sin hacer ruido, dejemos que el silencio siga su camino sin obligarlo a despertar, no es el momento de gritar ni de hablar en voz alta, es un momento para oír, para dejarse llevar por aquello que no suena, por todo lo que nos habla sin pronunciar palabras, oigamos y esperemos con paciencia a la voz del silencio que nos dará permiso para transmitir palabras, en un lugar libre de sonidos con ruidos, mientras tanto esperemos, caminemos sin prisa pero sin pausa, el camino del silencio, esta abierto para recorrerlo con unas pautas necesarias para la meditación, la relajación y el saber entender, que el silencio es muy necesario en ocasiones por respeto a todo y a todos.

Silencio, todos duermen, todos descansan, algunos meditan, otros se unen a la ausencia de ruidos, tendremos el momento adecuado para  decir, gritar y expresar, tu también puedes hacerlo, como lo hago yo, te escribo para no hacer ruido, para acompañarte por este pasaje silencioso hasta llegar allí, donde empieza a amanecer y donde los pájaros sueltan sus riendas y el sol silba como levantando el estado de un lugar fuera de ruidos.



Es muy fácil hablar sin pronunciar, gritar sin hacer daño a los sentidos, besar sintiendo pero sin decirlo, es fácil querer sin comentar y difícil sin poder expresarlo, pero se aprende a amar con tan solo sentir.
En ocasiones es mejor guardar palabras, recuerda aquello de... el que calla otorga, una frase muy silenciosa y real para poder seguir adelante sin obstáculos ni sobresaltos, no se trata de reprimir aquello que sientes o deseas decir, se trata de... ahora no es el momento, se trata de saber elegir ese sitio para gritar a los cuatro vientos todo lo que emerge de tu interior sin hacer daño a nadie y liberarte a ti mismo/a.

Se que todo seria mucho mas fácil poder hablar con libertad y es así realmente como deberíamos hacerlo, pero también es cierto que por mucho que queramos ser libre en todos los aspectos, hay que saber y entender que ante todo esta el respeto, quizás esa sea la tónica y desencadenánte que nos obliga en muchos momentos a saber guardar silencio.


Por favor, intenta reconocer que los niños duermen, ellos descánsan y no tienen necesidad de oír gritos innecesarios, por favor ella no necesita oír palabras fueras de tónos, necesita ser entendida/o, no vale aquello de un grito vale mas que mil palabras, es mas necesario el entendimiento entre miradas y palabras, que un ruido ensordecedor que solo nos llevara a la locura y al error, luego nos arrepentiremos, pero ya sera tarde, por favor, intenta aprender a guardar silencio en el momento indicado, en definitiva, trata de no hacer daño con la humillación y el desprecio con un vocabulario fuera de toda norma, seamos inteligentes, prudentes y respetuosos, si respetas, seras respetado y ¿hay algo mas bonito que el respeto mutuo? seamos capaces de hablar sin gritar, de reconocer sin herir, de caminar unidos por un camino u otro, pero por favor, no alces la voz, por gritar mas, no vas a ser mas escuchado.

Sigamos caminando, oyendo el suave ruido de esas gotas de agua que hablan y enseñan que se puede decir muchas cosas sin alterar la sensibilidad de cualquier ser vivo.

Ya queda menos, mira hacia adelante... ves al fondo, allí están cantando los pájaros y el sol te da los buenos días con cálidos rayos, los niños ríen, las parejas pasean, el señor descansa en ese banco, el ya escuchó muchos gritos y ahora le toca descansar, aquellos perros juegan hoy libremente y son querido y cuidados, atrás dejaron un momento de su vida cargado de maltrato físico y emocional, esa mujer hoy sonríe tras haber estado atada a una vida llena de humillaciones y esa pareja homosexual hoy son felices, porque callaron en su momento y supieron esperar a poder gritar sus sentimientos sin hacer ruidos.


Seamos capaces de dialogar, no gritar, por favor silencio.





17 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas Gracias Ana Maria, me alegra saber que te sientes bien en el, puedes caminar con nosotros cuando lo desees, un abrazo guapa.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Anonimo, espero que disfrutes tanto como lo hago yo, un saludo.

      Eliminar
  3. cristina acosta fuetntes25 de enero de 2013, 19:36

    me a encantado tu blog.muy bonito y muy sincero.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Cristina y Bienvenida a nuestro camino, un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  5. Deliciosas palavras sentidas no silêncio de minha alma... um prazer passar aqui...

    Beijos e flores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias teca por tus palabras y Bienvenido/a al Camino, Un abrazo.

      Eliminar
  6. Creo que tienes "madera" de líder, buen escritor e ideas muy claras. Te felicito, me gustó todo lo que argumentas sobre el silencio. Te seguiré leyendo. No cambies nunca.
    Solo permíteme una cosita: me distraían de la lectura esas bellas tracas...
    Un besote

    ResponderEliminar
  7. Gracias amiga Alma por visitar El camino a seguir y si, llevas razón,así que Gracias de nuevo por tu comentario y opinión, eso ayuda a mejorar y continuar.Un besote

    ResponderEliminar
  8. Sutil, tierna y contundente tu concepción sobre el silencio, de veras que me has aguado no solo mis ojos, sino el alma. Dios te siga bendiciendo. Sr David

    ResponderEliminar
  9. Precioso y cierto del todo! He caído por aquí de casualidad y me ha encantado!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Victor y amigo Anonimo por vuestras palabras, Bienvenido a este tu camino, un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. Divina reflexión sobre el silencio y el respeto a este. Yo soy amante del silencio
    Por suerte tu entraste a mi blog sino Yo nunca hubiera encontrado el tuyo. Tú sabés que a las viejas esta nueva tecnología nos cuesta un poco. Ahora me puedo deleitar leyendo tus publicaciones. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga Virginia por unirte al camino y Bienvenida aquí podras encontrarme siempre para lo que usted desee y ayudarla en lo que este al alcance de mi mano, a mi, le repito me encanta sus palabras, porque son savias y me gusta muchísimo escuchar y leer experiencias que aun nosotros por nuestra edad no hemos vivido y eso ayuda y nos hacen crecer, Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. David, estoy de acuerdo con muchas cosas lindas que expones en tu blog, como tu rechazo al racismo, yo también rechazo el racismo, lo considero maldad. También me gustó aquella imagen de ese perrito confiado y triste, que espera por su dueño, que quizás lo abandonó. Ellos siempre esperan porque son inocentes y confiados. Pero con lo único que no estoy de acuerdo es con la homosexualidad. Aunque no me considero homofóbica, pues yo trato con mucho respeto a los homosexuales y a las lesbianas, les hablo, les converso normal, pero no puedo olvidar que en la Biblia claramente dice que para Dios la homosexualidad es un pecado abominable. El Creador hizo al hombre para la mujer, y a la mujer para el hombre, no hay más. El tercer sexo lo ha inventado el hombre, que incluso trata de acomodar a Dios a su pecado, y ni siquiera sienten tristeza por hallarse en esa condición, sino que se atreven incluso a casarse entre ellos, y hasta se atreven a adoptar niños inocentes, que crecerán confundidos al ver que sus padres son del mismo sexo. ¡Qué triste condición! ¡Qué desgracia tan grande! Acabo de leer una noticia espantosa sobre dos lesbianas que adoptaron un niño en U.S.A. y con toda crueldad han empezado a inyectarle hormonas femeninas a este inocente niño de apenas 10 años, y ya le han cambiado parte de su fisonomía, como hacerle crecer el cabello, ponerle vestidos de mujer, etc.
    ¡Qué falta de misericordia de estas almas retorcidas! Desgraciadamente estamos ya viviendo en los últimos tiempos donde se van cumpliendo las palabras que dijera hace siglos el profeta Isaías: "Que en los últimos tiempos se llamará bueno a lo malo, y se llamará malo a lo bueno, y que los hombres amarán más las tinieblas que la luz" Te dejo un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga Ingrid, le agradezco su visita al camino y le doy la Bienvenida, El camino a seguir es un lugar para todos/as sin excepción, donde no cabe ningún tipo de rechazo ni violencia, ya sea física o verbal y donde el respeto al prójimo para mi es súper importante, por eso, respeto su opinión y aunque no estemos de acuerdo en algunas cosas, le invito a que sigas con nosotros y al menos en nuestro país España, les ha costado muchísimo llegar a vivir en libertad y en democracia, por eso y por mucho mas no podemos permitir dar un paso atrás ni para coger impulso, se trata de derechos humanos, no de ideologías, Un abrazo.

      Eliminar